viernes, 12 de febrero de 2016

Talleres de poesía

Soy sueños de poetas muertos,
invisible sombra de la noche,
bella, cual lágrima de cisne,
silenciosa como el aire muerto.

Soy como inocencia plasmada en el viento,
como ruido dejado al silencio,
soy ausencia y presencia,
vida y muerte,
y al final de todo, nada.



Poema Picasso:

Ojos que miran perdidos,
dejan ver el dejan ver  el sufrimiento,
de un alma perdida.
Negros y blancos,
salen a la palestra,
y se muestran desnudos
ante nuestros ojos.

Sueños rotos,
oscuros,
muertos,
sueños alejados
el uno del otro,
dividiendo,
mundos inconexos,
que se abrazan poco a poco,
sin darse cuenta.


Poema con desplazamientos de adjetivos

Oh lobo triste que al cielo oscuro aullas.
Oh rosa misteriosa que a la piedra serena lloras.
Oh naranja desconocida,
que a la sombra de un cielo amargo creces.


Poema con sinestesia

Oh triste tacto amargo
que quedas,
tras su partida,
en el oscuro bosque.

Sueño distante de la noche,
cielo oscuro en la luna perdido,
con lágrimas podridas,
brillando en estrellas doloridas.

Corazón roto,
destrozado,
solo,
porque ya no son dos
porque solamente uno queda.


Dos ejércitos enemigos libran una batalla
Roja sangre,
inunda el cielo,
tiñéndolo,
de almas muertas,
importando solo
el orgullo,
y la victoria.


Día de fiesta en el pueblo
Sonrisas,
alumbrando las calles,
niños disfrazados,
adultos bebiendo,
y al final,
todos acaban danzando.


Alguien tumbado en la hierba contempla silenciosamente la campiña
Verde y azul,
unidos
en el horizonte,
perdidos,
el uno
con el otro.

La paz
me inunda,
y poco a poco,
me dejo llevar
a un sueño
sin retorno.




Haiku

Sueños de invierno
lágrimas caen del cielo,
llegando rotas.


Pasando dejar
oh árbol congelado;
cálida luz.


La niebla nubla
de la luna sus luces,
oscuridad.


Flor de cerezo,
espléndida sakura,
el viento te azota.


En las montañas
el hielo abraza,
contra el estío.


Afable bosque
lleno de formas tristes,
visión torcida.

domingo, 24 de enero de 2016

Porque todos son tan grandes y yo soy tan pequeña, parece estar mirando montañas...
Es tan difícil ,como agotador ...
Y a veces parece mejor ser invisible ...
Es mucho mas sencillo dejarlas caer
en noches saladas, como la de hoy.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Este es un ejercicio de literatura en el que he tenido que escribirle un principio a un fragmento final de un cuento de Mario Benedetti:

Y así empezó todo, siendo un sueño de guerra, un sueño profundo en el que el mundo había vuelto a la desolación y al tormento. Casas destrozadas, sangre y huesos, muerte alrededor.
Un pequeño hueco que daba a una escalera me refugió y bajando profundo, muy profundo, encontré a un amigo mío y a su hijo, con muchos otros desesperados en busca de refugio seguro. Se hizo un silencio sepulcral y, a continuación, el estruendo ensordecedor de una bomba, solo roto por la voz del pequeño, todos se giraron;"¿Qué fue eso?", preguntó. Mi amigo lo tomó en brazos, lo acarició para tranquilizarlo, pero, conforme a sus principios educativos, le dijo la verdad: "Fue una bomba". "¡Qué suerte!", dijo el niño. "Yo creí que era un trueno"

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Me cuesta averiguar la razón,
por la cual te gusta,
esto que escribo.

Quizá es castigo,
el que escribe por mi,
pero en verdad te digo,
que no encuentro razón,
para ello.



Me gustaría tanto,
que acabara esto,
esto que no me deja vivir.

Por más que lo intente,
no funciona,
no sirve,
es inútil.

Quizá el problema no está en el cómo,
sino en el quien.

Quizá es que en este preciso momento,
No lucido bien.

A veces deberíamos rendirnos ante ella,
darle la razón,
ser realistas...

Esperemos a la noche,
y soñemos aquello
que nos hará seguir viviendo
mañana.

Esos sueños...
sueños que parecen realidad 
y realidad que parece un sueño,
en esa realidad quiero estar,
esa es la realidad que quiero,
alas que me harán volar,
vientos que me traerán felicidad.